Doraemon y Akira promocionan los Juegos Olímpicos del 2020

“Llegará en día en el que nosotros también seremos. Ese día no ha llegado”.
“¡Yo soy Tetsuo!”.

El trabajo de Aleix Pitarch ha causado ruido en las redes sociales donde se ha compartido su obra y de manera muy grata ha sido aceptada por muchos fans de ambas series y amantes de la cultura nipona. Lo curioso de todo esto y aterrador por así llamarlo de alguna manera, es la coincidencia de que en el mundo de Akira (publicada en 1982) se menciona la celebración de los juegos olímpicos en Japón, para ser más específicos, en Neo-Tokyo y sobre todo en el año 2020, suceso que nadie su hubiera imaginado en los años 80´s que realmente pasaría.

Con esto dicho, podremos darnos cuenta la visión de Japón que tenían en aquel entonces y lo no muy alejados que estamos hoy en día de ese escenario futurista. La animación toma una de las escenas más emblemáticas de Akira, la transfomación de Tetsuo, que con gran detalle y calidad podemos ver un resultado único y algo perturbadora. ¿Coincidencia, profecía, algo ya planeado?, nunca lo sabremos, pero lo que sí, es que cuando mezclas al embajador de los juegos olímpicos con el mundo de Akira obtienes una de las animaciones más impactantes y sobre todo un promocional que puede ser un digno representante de la extravagante cultura nipona que acogerá los juegos en el 2020.

Con información de Roc21